Memoria Histórica










Régimen de los pueblos indígenas


El territorio del departamento estaba habitado por los pueblos wiwa, kogui, arhuaco y kankuamo situados en la sierra Nevada. El guajiro en la península de La Guajira y la bajiplanicie, junto a los cocina, guanebucán, caquetíos, makuiras, anates, coanaos y eneales —todos extintos—; y por ultimo los cariachiles quienes habitaban la planicie aluvial y laderas de la serranía del Perijá antes de su extinción.

comunidad-wayuu.jpg

Régimen colonial europeo


Las primeras expediciones extranjeras comenzaron en 1499 por Américo Vespucio capitaneado por Juan de la Cosa junto a Alonso de Ojeda que arribaron desde Venezuela hasta un cabo al que llamaron La Vela, recorriendo así la península y creyeron que era una isla a la que nombraron Coquivacoa. Este ultimo fundó en 1502 la efímera Gobernación de Coquivacoa.
En el siglo XVI hizo parte de la provincia colonial española de Santa Marta que disputaba sus territorios con la Provincia de Maracaibo, aunque las autoridades coloniales no ejercían dominio en zonas muy adentradas a la sierra Nevada, la serranía del Perijá, la península de La Guajira y parte norte de la bajiplanicie del centro del departamento. En el siglo XVIII fue creada la Provincia de Rio del Hacha que abarcaba de forma similar, los territorios del actual departamento, aunque sin ejercer dominio total sobre este.
La provincia colonial mencionada estuvo bajo el régimen militar y mercantil de Cartagena de Indias y en justicia de la Real Audiencia de Santa Fe. El territorio del departamento perteneció en dos ocasiones —desde 1542 – 1717 y 1723 – 1739— al Virreinato del Perú, y conformó el Virreinato de Nueva Granada de 1717 a 1723 y de su restauración en 1739 hasta 1819.


Map_of_La_Guajira_1769.png

Régimen Contemporáneo


En 1820 el departamento resolvió su situación como colonia, independizándose de la administración de la monarquía española por medio de la definitiva Batalla de la Laguna Salá, dirigida por Jose Prudencio Padilla; y pasó a integrar como Provincia de Padilla —conocida antes como Riohacha— la Colombia bolivariana, la Confederación Granadina unificada en el Estado del Magdalena, que cambio a Estado Soberano del Magdalena en 1871 para conformar los Estados Unidos de Colombia. Posteriormente la parte peninsular y la zona norte de la bajiplanicie es segregada de dicho estado para convertirse en el Territorio Nacional de La Guajira.
En 1886 Colombia se re-define como una nación conservadora, de poder concentrado y centralizado, por lo que el resto del departamento era perteneciente a aquél Departamento del Magdalena, mientras que en 1898 el Territorio Nacional de La Guajira es erigido como intendencia.
250px-Almirante_Padilla.jpg
Jose Prudencio Padilla

Siglo XX y XXI


En 1911 la Intendencia de La Guajira es degradada a comisaría y nuevamente es erigida en 1954 casi al mismo tiempo en que los territorios del sur del departamento fueron elevados a Municipio de Riohacha. Este ultimo es anexado a la Intendencia mencionada, y automáticamente en 1965 llegó a formar el actual Departamento de La Guajira.
En el transcurso de la década de 1930 La Guajira experimentó un incremento poblacional por la llegada de inmigrantes musulmanes procedentes del entonces extinto Imperio Otomano —o turco, usado a la vez como gentilicio—. En los años de 1970 ocurre una tercera llegada de inmigrantes musulmanes procedentes en su mayoría de Líbano y Palestina, asimismo de movimientos poblacionales de Colombia que continua en actualidad; a la vez que en esa década procedida por la de 1980, se presentó la Bonanza Marimbera que entre otras cosas, generó un periodo de violencia sostenida bajo impunidad.
Actualmente, el departamento sufrió una recesión económica interna entre 2004 a 2007 debido a las medidas que tomó el gobierno central colombiano con respecto a su comercio departamental, al que considerada —en gran parte— como contrabando. También en 2004, organizaciones de derechos humanos denuncian casos de desplazamiento, asesinato y amenaza por parte de grupos paramilitares vinculados con el narcotráfico; y desde 2009 ha vuelto a padecer su segundo periodo de violencia, caracterizada por el sicariato y otras acciones delincuenciales.