Ríos de la Orinoquia

Los ríos corren de occidente a oriente, con amplios cauces que cambian frecuentemente
de curso ante la poca inclinación del terreno, y que se transforman en un “mar interior”
durante la época de lluvias, debido a su desbordamiento en las zonas bajas en donde forman esteros, caños y ciénagas que son utilizados por animales del lugar. Los peces de la región
se han adaptado a los cambios estacionales en los niveles de los ríos y presentan migraciones en diferentes épocas del año para la reproducción. Las zonas inundadas muestran una gran diversidad biológica y son visitadas anualmente por aves migratorias del norte y del sur del
continente.
Los ríos que atraviesan la región tienen dos orígenes principales: los que vienen de los páramos de la Cordillera Oriental y los que se originan en las partes bajas de los llanos, como el Río Inírida. Los
primeros presentan mayores caudales, aportan sedimentos y tienen una gran importancia para la región por ser importantes vías de comunicación. Los segundos, por lo general, tienen menor importancia y son tributarios de los primeros.

rios.jpg